¡Consejo para una rutina de Ejercicio con vendas Frías y Calientes!

Aplique tratamientos con frío o calor

Aplique tratamientos con frío o con calor en las zonas que estará ejercitando. Si sus articulaciones están calientes, enrojecidas o hinchadas, emplee hielo antes de iniciar su rutina de ejercicios. Si sus articulaciones presentan dolor y rigidez, pero no están calientes o hinchadas emplee calor en las articulaciones afectadas antes de empezar el ejercicio. El calor relaja articulaciones y músculos y ayuda a aliviar el dolor. En algunas personas, el frío también reduce el dolor y la inflamación.

Existen varias maneras de aplicar frío o calor. Algunos de los métodos que quizá desee intentar son:

  • Tomar una ducha tibia (no demasiado caliente) antes de hacer ejercicio;
  • Aplicar una bolsa o compresa caliente o una lámpara de calor en el área adolorida e inflamada;
  • Sentarse en un baño de hidromasaje con agua tibia; y/o
  • Envolver una bolsa con hielo o vegetales congelados en una toalla y colocarla en la zona que presenta dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>