Prueba estos ejercicios para Tonificar tus Brazos.

Los brazos son partes del cuerpo donde se suele acumular una importante cantidad de grasa. Es por ello que a muchas personas les gusta ejercitarlos para conseguir que luzcan mejor. Es así que a continuación te presentamos algunos consejos y ejercicios para que sepas cómo tonificar los brazos. La mayoría de ellos son muy sencillos y se pueden hacer en casa.

Flexiones

Las flexiones son uno de los mejores ejercicios que existen para tonificar los brazos. Aunque en un inicio pueden resultar difíciles y muy cansadas, lo cierto es que con el paso del tiempo dan muy buenos resultados. Haciendo flexiones no solo ejercitarás los brazos, sino que también el pecho, el abdomen y la parte alta de la espalda.

Hacer las flexiones es muy sencillo. Para ello te debes de colocar boca abajo, sobre alguna esterilla, y levantar todo el peso de tu cuerpo hasta que tus brazos estén bien estirados. Las palmas de las manos tienen que estar bien firmes y abiertas sobre el piso para que sea más fácil empujar con fuerza

Pesas y mancuernas

Este tipo de ejercicio es muy popular entre quienes quieren tonificar sus brazos. Como algunos otros, su práctica es muy sencilla ya que no se necesita de un equipamiento especial. Sin embargo, es muy importante tener en cuenta la cantidad de peso que debemos cargar debido a que si realizamos un esfuerzo muy grande nuestros músculos pueden lesionarse.

Por lo tanto, lo mejor es comenzar con pesos bajos que ayuden a que nuestros brazos se acostumbren a las pesas y mancuernas. Una recomendación es consultar a un especialista. Por su parte, para hacer este tipo de ejercicio solo tiene que estar de pie con las piernas abiertas a la altura de los hombros y levantar las pesas en un ángulo de 90 grados con los codos. Se debe de mantener la espalda recta y bajar las pesas a la altura de la cadera de forma lenta y segura.

Estirar los tríceps

Otro ejercicio que tiene buenos resultados es el de ejercitar los tríceps. Además, es muy fácil de hacer. Para ello basta con que te coloques en el borde de una silla o un banco que esté bien firme. Los dedos de tus manos deben de pasar por debajo del borde y tus piernas formar un ángulo de 90 grados respecto al piso. Asegúrate de que las plantas de tus pies queden firmes.

Después de esto debes de levantar pausadamente tu cuerpo, logrando que tus piernas se separen ligeramente del piso. Es muy importante que tus brazos queden bien estirados. Posteriormente baja tu cuerpo hasta que los brazos queden ligeramente doblados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>